Dios habla y da seguridad

“¡Pero anímense! Ninguno de ustedes perderá la vida, aunque el barco se hunda. Pues anoche un ángel del Dios a quien pertenezco y a quien sirvo estuvo a mi lado”. Hechos 27.22 y 23.

Hace mucho tiempo, un lunes por la mañana, llevaba a mi hija mayor al jardín de niños. Por problemas que había enfrentado y otros que tenía que encarar, iba pensativo y preocupado. Cuando de pronto la pequeña empieza a cantar un himno que en el coro menciona: “Porque él vive triunfaré mañana, porque él vive ya no hay temor, porque yo sé que el futuro es suyo, la vida vale más y más solo por él”. Ese canto de la niña me sacó de la preocupación en la que estaba.

Lo que deseo destacar es el hecho de que realmente fue Dios el que me permitió escuchar su voz a través de esa tierna voz de mi hija. Ella ni cuenta se dio, pero Dios se comunicó de manera clara y determinante. Dios siempre se está comunicando con nosotros.

Pablo, en medio del peligro y la depresión en la que estaban los cientos de pasajeros del barco en el que iban, se levantó como líder para animar a otros ¿por qué? Porque fue sensible para escuchar la voz de Dios.

Sensibilícese a oír la voz de Dios a través de su palabra. Sepa que las palabras de Dios para usted siempre son de ánimo. Si obedece, usted se hace más sensible. Si cada día lo escucha, usted será diferente a los demás, será de bendición y ánimo para los que le rodean. Cualquiera que sean sus circunstancias y desafíos, si escucha a Dios, vivirá seguro y con la fuerza para animar a otros.

– Pastor Sergio Urbano

Queremos oir tus comentarios

Donde Vayas

Estaba perdido y me encontraste aquí,
Tu gracia me rescató.
Y aun en tinieblas, Señor me diste tu luz.
En ti pude renacer

Tu compraste, Dios, mi vida
Tu pagaste con tu sangre, mi perdón
Te pertenezco, Señor.

Te seguiré a donde vayas
Mi corazón te pertenece
Tuyo soy por siempre.

Estaba perdido y me encontraste así
De pronto volví a vivir
Y cuando fui ciego, tu amor mis ojos abrió
Tu espíritu me hizo ver.

/ Por siempre, tuya es mi vida
Voy a seguirte en cada paso.

Letra y música por Alejandro Palacios.
Monterrey, México. 2014.
×
Quédate Cerca

Alguna vez escuché
de un amor que hace a las flores renacer, revivir
Y vestirse como nadie en su esplendor.

Alguna vez escuché
de un amor que hace a las aves despertar y cantar
emprender el vuelo otro día más.

Alguna vez escuché
de un amor que hace a la gente sonreír, ser feliz.
Y en un momento, tu cruz, perdido encontré
Desde ese entonces yo soy feliz por El.

Y al final tu dulce voz llamándome
Ya no estoy solo
Y al final tu dulce voz llamándome
Ya no estoy solo
Quédate cerca, quédate cerca, cerca de mi.

Letra y música por Alejandro Palacios.
Monterrey, México. 2014.
×